Cupcakes de Manzana

Publicado por: MomentoCupcake el 14 sep, 2012 en Sabores varios
Cupcakes de Manzana
¡Hola a tod@s! ¿Cómo ha ido vuestra semana? Una semana más, os proponemos una nueva receta; concretamente, la entrada de hoy trata sobre la visión que tiene MomentoCupcake de La Vuelta al Cole

Como ya sabréis, ésta semana empezó el curso académico de muchos niños/as de nuestro país. También supondréis que nosotras nos hemos subido al carro de lo que se ha venido llamando “La-Vuelta-al-Cole”, con el fin de rendir homenaje a tod@s es@s niñ@s y adolescentes que vuelven a las aulas tras un verano de descanso y diversión. Para MomentoCupcake, hablar de Vuelta al cole supone, entre otras cosas, el reconocimiento a los docentes, a los estudiantes que un año más se enfrentan a lo desconocido (materia, asignaturas, compañeros, profesores y maestros…) y, en especial, a todos aquellos papás y/o abuelos que día a día se encargan de inspirar y hacer ver a sus hijos y/o nietos la importancia de formarse. Por todo lo anterior, desde MomentoCupcake queremos desearos una FELIZ vuelta al cole con estos deliciosos Cupcakes de Manzana. Cupcakes de Manzana

Lo normal (¡y tan típico!) sería que, si estamos hablando de cupcakes y de colegios/docentes/estudiantes, hiciéramos unos Cupcakes decorados con figuras de fondant con temática escolar. ¿Cómo por ejemplo…? Pues modelando… un lápiz, una pizarra, unas reglas y escuadras, unos libros … Sin embargo, esa idea quedó totalmente descartada huyendo de lo clásico y esperado… En su lugar, hemos hecho esta receta: Cupcakes de Manzana

Y, por supuesto, habrá quién se haga la siguiente pregunta: ¿qué tiene que ver la vuelta al cole con unas cuantas manzanas rojas? ¡Pues os aseguramos que tiene una explicación! La explicación deriva de una vieja tradición ¿Acaso no recordáis aquellas viejas películas y series en las que los alumnos regalaban a sus maestras de escuela una roja y apetitosa manzana? Pues bien, hemos investigado un poco sobre dicha costumbre de origen incierto y nos quedamos con ésta teoría: en inglés hay una famosa frase que ora “one apple a day keeps the doctor away”, y que traducido al castellano significa  “una manzana al día mantiene lejos al médico”. O lo que es lo mismo, si quieres que tu maestra goce de buena salud regala cada día una manzana y así podrá seguir impartiendo clases y enseñando…

Para hacer ésta receta, nos hemos basado en este libro de Martha Stewart (de ahí que las cantidades estén expresadas en cups, tsp y stick pero… ¡qué no cunda el pánico porque tenemos un CONVERSOR ideal!), aunque cambiando algunos aspectos de la misma sin mayor relevancia. No hará falta decir que estaban deliciosos: tras el horneado mantienen el dulce y agradable sabor de la manzana, con un ligero toque a canela y especias… La receta nos propone que usemos compota de manzana (muy pronto publicaremos la receta de la deliciosa Compota de Manzana casera que hemos hecho para ésta receta) pero si queréis podéis sustituirla por trocitos pequeños o ralladura de manzana pelada.

En lo que respecta al frosting, se trata de una crema de mantequilla con azúgar moreno…  -¡Oh oh! ¿Azúcar moreno? ¿Un frosting sin azúcar glasé? ¿Sin tener que tamizar? ¿Y los granitos? ¡Oh oh! Estas fueron algunas de las preguntas que compartimos cuando leímos la receta… Muy escépticas y con la clara creencia de que el frosting estaba abocado al más espantoso fracaso, nos dispusimos a hacerlo y… el resultado fue de “Oh, oh… pero qué bueno está”. Así que, os recomendamos que lo hagáis sin miedo… ¡Es diferente y delicioso!

 

 

En cuanto a la decoración, se trataba no sólo de hacer unos cupcakes con sabor a manzana sino lo más parecido a unas manzanas rojas… Para ello, hemos usado azúcar de color rojo (también os prometemos que muy pronto explicaremos cómo hacer azúcar de colores y sin gastarnos mucho dinero); aunque, si lo queréis, podéis usar Sprinkless rojos… Como buena manzana que se precie, las de MomentoCupcakes también tienen su rabito y su hojita, símbolo de frescura…

 

Cupcakes de Manzana
Imprimir
Ingredientes
  • Para la masa
  • 2 cups de harina
  • 2 tsp de canela
  • 1 tsp de bicarbonato sódico
  • 3/4 tsp de sal
  • 1/2 tsp de nuez moscada
  • 1/8 tsp de clavo molido
  • 1/2 cup de azúcar moreno
  • 1 cup de azúcar normal
  • 3 huevos L
  • 2 stick de mantequilla (mira nuestro Conversor)
  • 1 y 1/2 cups de Compota de Manzana*
  • Para el frosting de Azúcar Moreno (Buttercream Brown Sugar)
  • 1 cup de azúcar moreno
  • 125g de mantequilla
  • 125g de queso Philadelphia
  • 1/2 tsp de canela (opcional)
  • Colorante rojo
  • Para decorar
  • Azúcar de color rojo o Sprinkless rojos
  • Fondant marrón (rabito) y verde (hojas)
Preparación
Para la masa
  1. Precalentamos el horno a 180º (en la receta original pone 350º F.) y preparamos 12 cápsulas de papel rizado.
  2. Tamizamos todos los ingredientes secos (harina, bicarbonato, canela, nuez moscada y sal) y reservamos.
  3. Mezclamos el azúcar moreno y el azúcar normal y reservamos.
  4. Batimos ligeramente la mantequilla, añadimos la mezcla reservada con los azúcares y batimos hasta que la mezcla esté mullida.
  5. Incorporamos los huevos, de uno en uno, batiendo bien en cada adición.
  6. Añadimos la compota de manzana (en su defecto, trocitos o ralladura de manzana pelada) y seguimos batiendo.
  7. Agregamos la mezcla de los ingredientes secos, de dos veces, y batimos muy bien hasta conseguir una masa homogénea.
Para el frosting
  1. Mezclamos ligeramente la mantequilla con el azúcar moreno.
  2. Añadimos el queso (recién sacado del frigorífico) y batimos durante unos minutos. Tened cuidado: el queso tiende a derretirse con facilidad y ésto complicaría bastante la tarea decorativa.
  3. Echamos el colorante en pasta rojo y mezclamos con una espátula o lengua de silicona.
Para la decoración
  1. Dispondremos de una manga y distribuiremos el frosting en cada cupcake, dando el efecto redondeado y ayudándonos de un cuchillo para dejarlo totalmente redondo.
  2. Espolvoreamos azúcar coloreada por encima de nuestro cupcakes.
  3. Teñimos el fondant de verde y de marrón, y modelamos las hojas y los rabitos respectivamente.
Sugerencias
  1. Te sugerimos que eches un poco de canela en el frosting ¡Conseguirás darle un toque increíble!
  2. Los huevos y la mantequilla siempre a temperatura ambiente. El queso, por el contrario, cuanto más frío mejor porque así el frosting queda más firme y eso nos facilita muchísimo las cosas a la hora de decorar.

 

Sin más, esperamos que os pongáis a hacer ésta receta de inmediato… ¡Si es con los peques y no tan peques mejor! Así aprenderán algo de cultura, tradiciones y… ¡REPOSTERÍA! :)

¡Hasta la próxima!
Besos,
Bea&Esther*^

Deja un comentario

Evalúa esta receta: