Galletas Linzer
 
Ingredientes
  • 320g harina de trigo
  • 80g harina de almendra (o almendra molida)
  • 225g de mantequilla (semi-fría y cortada en dados)
  • 125g de azúcar blanca
  • 2 huevos M (o 1 XL)
  • ½ tsp de sal
  • ½ tsl extracto de vainilla
  • Azúcar glass (para espolvorear)
  • Mermelada o confitura (para rellenar)
Instrucciones
  1. Prepara todos los ingredientes y pésalos.
  2. En un bol mezcla las harinas y la sal, remueve, tamiza y reserva.
  3. En el bol de la batidora pon la mantequilla (que deberá estar un poco fría así que sácala del frigo unos 30-45min antes) junto con el azúcar y bate durante dos minutos.
  4. Mientras, aparte bate los huevos ligeramente y añádeles el extracto. Incorpóralos a la mezcla de la mantequilla y azúcar sin parar de batir hasta que se hayan integrado.
  5. Vete añadiendo el contenido que habíamos reservado con las harinas poco a poco, sin prisa pero sin pausa, sin parar de batir. A mitad del proceso, paramos de batir y cambiamos el accesorio de la batidora y colocamos el gancho amasador. Es importante no añadir demasiado aire a la masa (Si no tiene este gancho te recomendamos que termines de amasar a mano).
  6. Amasamos lo justo, hasta que consigamos una masa homogénea, algo húmeda (pero no pringosa) y lisa que se despegue del gancho o de las paredes del bol sin problema.
  7. Formamos una bola y tapamos con papel films. Reservamos en el frigo durante 30min.
  8. Dividimos la bola en dos partes iguales. Tomamos una parte, la boleamos ligeramente y la depositamos entre dos papeles de hornear. Estiramos con la ayuda de un rodillo, preferiblemente de los que llevan anillas medidoras o guías para dejar la masa de la galleta igual de lisa y con el mismo grosor. Estiramos bien hasta conseguir una masa de 3-5mm de grosor. Repetimos con la otra parte de masa.
  9. Refrigeramos las planchas de masa de galleta durante al menos 2 horas.
  10. Cuando prácticamente haya transcurrido el tiempo de refrigeración precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Preparamos nuestra bandeja de horno colocando una hoja de papel de horno o una Silpat encima.
  11. Sacamos la primera plancha y con la ayuda de un cortador (de la forma que hayamos elegido) hacemos los cortes e inmediatamente horneamos durante 15min o antes que veamos que se empiezan a dorar los bordes. Los recortes de masa de galleta que nos hayan sobrado los volveremos a amasar con las manos y a estirar entre dos papeles y repetimos el proceso.
  12. Con la siguiente plancha de masa de galletas usaremos el mismo cortador de galletas pero esta vez cogeremos otro para agujerear el centro (por ejemplo, un cortador pequeño con forma de estrella como el que hemos elegido nosotras). Comprueba antes de empezar que es mucho más pequeño que el diámetro de la galleta porque tiende a deformarse un poco durante el horneado.
  13. Una vez horneadas todas las galletas, sacamos del horno e inmediatamente transferimos a una rejilla para que se enfríen completamente. Podemos ayudarnos de una espátula para manipular las galletas ya que aún seguirán estando muy calientes y blandas. No te asustes si las ves blandas, ¡no están crudas! Cuando enfríen se endurecerán...
  14. Una vez tengamos las galletas frías, a las galletas que hemos agujereado con el cortado pequeño las espolvorearemos con azúcar glas usando un tamizador o un colador. Bastará con que demos unos toques para que caiga una ligera lluvia de glass encima de cada "tapa" de galleta.
  15. Ahora llega el momento de montar estas deliciosas galletas Linzer: cogemos una de las galletas básicas (la que horneamos primero que están sin agujerear) por el lado rugoso (es decir, el lado que estaba en contacto con la bandeja al hornearse), y depositamos en el centro una pequeña cantidad de mermelada. Cogemos una galleta agujereada y que hemos reservado con el azúcar glass espolvoreada y colocamos enncima de la otra, a modo de sandwich y haciendo coincidir perfectamente. Repetimos hasta terminar.
Notas
  1. Te recomendamos conservar estas galletas en el frigo porque las mermeladas y confituras se pueden estropear.
  2. Puedes probar otras variantes de rellenos: buttercream del sabor que más te guste, nutella, dulde de leche, compotas, etc.
  3. Cuando rellenes las galletas bastará con una o dos cucharaditas de mermelada porque al colocar la otra tapa encima y presionar ligeramente la mermelada se expande. Si echamos mucha se sobresaldrá y rebozará los bordes ¡y no quedan muy bonitas así!
  4. Si eres alérgico a las almendras o simplemente no tienes harina de almendra o almendra en molidas en casa, sustituye esa parte por harina de trigo normal. ¡Quedan riquísimas igualmente!
  5. Si te quedan preciosas y deliciosas, prueba a meterlas en una cajita decorada y regálaselas a ese amigo, familiar o compañero de trabajo... ¡Es una idea estupenda para regalo para estas Navidades!
Recipe by MomentoCupcake at http://www.momentocupcake.com/blog/galletas-linzer/