Tarta de yogur griego y moras (Naked Cake)
 
Ingredientes
Para 3 pisos/layers de 18cm
  • 300g de mantequilla (derretida)
  • 270g de yogur griego
  • 200ml de miel clara
  • 4 huevos
  • 80g azúcar blanca
  • 200g de harina de trigo
  • 200g de harina de repostería
  • 10g de levadura química
  • 5g de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 10ml de extracto de vainilla (2 cucharaditas)
  • Zumo de un limón recién exprimido (80ml aprox.) + su ralladura (1 ó 2 cucharaditas)
Sirope o Almíbar de miel
  • 150ml de agua
  • 135g de azúcar
  • 1 cucharada de miel clara
Relleno de Crema de Queso ("Creamcheese frosting")
  • 250g de azúcar glas (bien tamizada)
  • 250g de mantequilla (a temperatura ambiente)
  • 300g de crema de queso Philadelphia (muy frío)
  • Extracto de Vainilla o de Limón (lee las "Notas" de la receta).
Instrucciones
Para los layers
  1. Para ahorrar tiempo, lo primero que haremos será preparar los tres moldes: podemos untarlos bien en mantequilla, espolvorear harina y sacudir el exceso; usar papel de horno y forrar bien la base y los lados; o rociamos todos los moldes con spray antiadherente o desmoldante (del tipo BakeEasy de Wilton).
  2. Precalentamos el horno a 180ºC.
  3. En un bol mezclamos las harinas, la levadura, la sal y la canela. Tamizamos al menos una vez y reservamos hasta su uso.
  4. Lavamos bien el limón, hacemos presión sobre él haciéndolo rodar sobre la mesa varias veces, con un rallador le sacamos la ralladura (sin presionar mucho para evitar la parte blanca del limón) y lo exprimimos. Mezclamos el zumo con la ralladura y reservamos.
  5. Con la ayuda de una batidora de varillas, empezamos batiendo ligeramente los huevos hasta que espumen y añadimos el azúcar. Batimos a velocidad media-alta durante 8-10 minutos o hasta que tripliquen su volumen. Veremos como se convierte en una crema mullida y blanca.
  6. En otro bol mezclamos el yogur, la miel, el zumo de limón, la ralladura y el extracto. Dejamos a una lado hasta que lo vayamos a usar.
  7. Cuando los huevos y azúcar hayan triplicado su volumen, bajamos la velocidad de nuestra batidora y, sin parar de batir, vamos añadiendo en hilo la mantequilla derretida. Dejamos que se integre bien.
  8. Ahora añadimos la mezcla de yogur y miel que habíamos reservado y seguimos batiendo.
  9. Al cabo de unos minutos, bajamos la velocidad a baja y añadimos los ingredientes secos.
  10. Batimos lo justo para que la harina se integre y quede una mezcla homogénea sin grumos.
  11. Repartimos por igual la mezcla en los tres moldes, rellenando como máximo ⅔ partes de su capacidad.
  12. Horneamos durante 30-35 minutos o hasta que al pinchar en el centro de los moldes con un palillo salga limpio.
  13. Sacamos del horno y dejamos reposar en el mismo molde. Pasados unos 10 minutos podremos manejar los moldes sin quemarnos y transferimos a una rejilla hasta que se enfríen por completo (20 ó 30 minutos).
  14. En éste momento, aun estando el bizcocho tibio, empapamos los tres pisos con el almíbar/sirope. Para ello, con la ayuda de un tenedor picaremos ligeramente la superficie del bizcocho (para que el almíbar lo empape mejor). Con la ayuda de una brocha de repostería bien mojada de sirope, vamos dando suaves golpes al bizcocho (tanto por la superficie como sus laterales).
Para el frosting
  1. Batimos ligeramente la mantequilla para que quede suelta y añadimos el azúcar glass. Batimos primero a velocidad baja y después a velocidad alta, durante 5 minutos aprox. Cuando esté casi lista, añadimos el extracto de vainilla y seguimos batiendo.
  2. Sacamos de la nevera el queso y lo añadimos a la buttercream que tenemos preparada. Batimos a velocidad baja hasta conseguir una crema esponjosa y bien mezclada.
Para el sirope
  1. Mientras se hornean los bizcochos, procedemos a hacer el sirope para que esté frío a la hora de usarlo.
  2. En un cazo a fuego medio, ponemos todos los ingredientes y removemos ligeramente con una cuchara o palo de madera.
  3. Dejamos que la mezcla hierba y apartamos del fuego para que se enfríe totalmente.
Montaje de la Naked Cake
  1. Disponemos una manga con boquilla rellena de la crema de queso si queremos hacerlo más rápido. Otra opción es prescindir de la manga y rellenar los pisos "a ojo".
  2. En el plato, base, cakedrum o cake stand que vayamos a usar, colocamos una cucharada del frosting que hemos preparado y lo extendemos ligeramente. Nos ayudará a "pegar" el primer piso a la base.
  3. Empezamos poniendo el primer piso, centramos bien y hacemos presión con ambas manos para que se pegue al frosting que pusimos en la base.
  4. Cogemos la manga y en ángulo de 90º sobre el centro del piso de bizcocho empezamos a hacer una ligera presión, con el movimiento en el sentido de las agujas del reloj, poco a poco y hasta llegar casi al borde el bizcocho.
  5. Colocamos el siguiente piso encima, centramos y presionamos ligeramente.
  6. Repetimos éstos pasos hasta completar los pisos (en caso de que hayas hecho más de tres).
  7. Llevamos a la nevera para que la crema enfríe y termine de compactarse toda la tarta y reservamos ahí durante al menos 20-30 minutos.
  8. Mientras se enfría la tarta, lavamos bien las moras con cuidado de no escacharlas y secamos con papel o servilleta de cocina.
  9. Cuando haya transcurrido el tiempo indicado, sacamos la tarta de la nevera, y con la crema de queso que nos haya quedado cubrimos el último piso (el de arriba). Inmediatamente, empezamos a colocar una buena base de moras, bien juntitas para que obtener una base de moras estable.
  10. Vamos apilando el resto de moras hasta terminar en semi-cúpula (a nuestro gusto pondremos más o menos). Recuerda guardar dos o tres moras apartadas para que te la comas tú como recompensa...
  11. Guardamos en la nevera hasta el momento de su consumo.
  12. Cuando vayamos a servir, pondremos unas cucharadas de azúcar glass en un tamizador o colador fino, para espolvorear la tarta por encima. Bastará con darle unos ligeros toques para que se vea bonita... Es importante hacer esto cuando vayamos a presentar la tarta y no mucho antes o la humedad de las moras absorberá al azúcar glass y no se verá el efecto.
Notas y consejos:
  1. Empezamos haciendo una "mise en place", es decir, procuraremos tener todos los ingredientes y herramientas a mano para no perder tiempo dando vueltas. En caso de los huevos, la mantequilla etc. tendremos precaución de sacarlos de la nevera un buen rato antes de empezar la receta para que estén a temperatura ambiente.
  2. Al llevar una gran cantidad de queso, es importante conservar la tarta en la nevera hasta el momento de ser consumida.
  3. No te puedes perder el probar nuestra crema de queso (cream cheese frosting) usando otros extractos: prueba a echarle extracto de limón en lugar de vainilla, o una cucharada hermosa de Nutella, Dulce de Leche o alguna mermelada concentrada... ¡Te encantará tener tantas posibilidades! Encima es apta para colorear con colorantes alimenticios en gel o pasta.
  4. Un truco para que la tarta tenga una apariencia muy profesional es que todos los pisos midan lo mismo y tengan la superficie suuuuuper plana.
  5. ¿Cómo conseguimos que los layers/pisos tengan el mismo grosor? Nosotras siempre pesamos con una pesa digital los moldes: vamos añadiendo poco a poco la masa en ellos y comprobamos que todos pesen lo mismo.
  6. ¿Como conseguimos que los layers/pisos estén planos? Si al sacarlos del horno, ves que tus bizcochos tienen un copete, montañita o cráter rajando la superficie, no te preocupes. A nosotras también nos pasa y tiene solución: usa una lira, ajústala a la altura que quieras darle al bizcocho (procurando sólo cortar el copete y nada más). Si no tienes lira, puedes hacerlo "a ojo" usando un cuchillo largo y bien afilado (ten paciencia para evitar que el bizcocho se desmigaje).
  7. Nosotras siempre dejamos los bizcochos "nivelados" reposar de un día para otro. Es decir, una vez horneados y bien fríos, cubrimos con papel film/transparente y lo metemos en la nevera donde pasarán toda la noche. Al día siguiente, cuando vayamos a usarlos, calamos el bizcocho con el almíbar y procedemos al montaje de la tarta. ¡Así el bizcocho quedará súper compacto y esponjoso a la vez!
Recipe by MomentoCupcake at http://www.momentocupcake.com/blog/tarta-de-yogur-griego-miel-y-moras-naked-cake/